Oración De Santa Brígida

2020-09-09
Rate this post

Contenido

oraciones a santa brigida

Acordaos de la multitud de Llagas con que fuisteis herido, desde la Cabeza hasta los Pies. Esas Llagas fueron laceradas y enrojecidas, Oh dulce Jesús, por la efusión de Vuestra adorable Sangre. ¡Oh, qué mal tan grande y repleto habéis sufrido por amor a nosotros, en Vuestra Carne virginal!

oraciones a santa brigida

Leer mas sobre cuadro de doble entrada aqui.

Frases De Sta Brígida 12 Años

Por este gesto de amor por nosotros, te suplicamos, Oh prisionero de nuestro amor, que inflames nuestros corazones con el deseo de tender siempre hacia la perfección en todos nuestros actos, que extingas en nosotros la concupiscencia de la carne y los deseos de bienestares mundanos. Por tu infinita compasión y piedad, y acordándote de tu promesa al buen ladrón arrepentido, al mencionarle que aquel mismo día que estaría contigo en el Paraíso, ¡Oh salud y alimento de nuestra alma! Las visiones de Santa Brígida eran revelaciones que Dios le encargaba a fin de que llevara mensajes a sacerdotes y hasta al sumo pontífice para que se cumpliesen los designios del señor Dios, así mismo emprendió duras peregrinaciones hacia las tierras sagradas siguiendo la voluntad de Dios y aferrándose a la oración. A lo largo de su historia Santa Brígida experimentó una serie de visiones muy variadas que le brindaron gran popularidad.

Brígida era la dama principal de las que colaboraban con el rey y la reina de Suecia. Pero en el palacio se percató de que se gastaba mucho dinero en lujos y comilonas y se explotaba al pueblo. Deseó llamar la atención a los reyes, pero estos no le hicieron caso. Entonces solicitó permiso y se fue con su marido en peregrinación a Santiago de Compostela en España. En el viaje enfermó Ulf muy dificultosamente.

Eres la eterna tiernicidad de todos los que te adoran; la alegría que sobrepasa todo gozo y deseo; la salvación y promesa de todos y cada uno de los pecadores. Tú has manifestado no tener mayor deseo que el de mantenerse en la mitad de los hombres, en la tierra. Los amas hasta el punto de asumir la naturaleza humana, en la plenitud de los tiempos, por amor a ellos. Acuérdate de todos los sufrimientos que has soportado desde el instante de tu Concepción y especialmente durante tu Sagrada Pasión; como había sido decretado y ordenado desde toda la eternidad, según el plan divino. Júbilo y alabanza eterna os resulte dada, mi Señor Jesucristo, que enviasteis el Espíritu Santo a los corazones de vuestros acólitos, y aumentasteis en sus ánimas el inmenso amor de Dios. Inmensa gloria os resulte dada, mi Señor Jesucristo, por el hecho de que humildemente padecisteis por nosotros que los judíos extendieran con cuerdas vuestras honorables manos y pies, y con clavos de hierro los sujetaran en el madero de la cruz, les llamaran asimismo traidor, y poniendo sobre vuestra cabeza un rótulo para denigraros, se burlasen de vos de muchas formas y con sus nefandas palabras.

Que el fin de mi vida Os sea de semejante suerte loable, que tras mi muerte logre merecer Tu Paraíso; y alabaros para siempre en el Cielo con todos vuestros beatos. Desgarrado Tu Cuerpo, despedazado Vuestro Corazón, y abiertas las Supones de Vuestra clemencia para redimirnos, habéis expirado. Por Vuestra Hermosa Muerte, Os suplico, Oh Rey de los santurrones, confortadme.

oraciones a santa brigida

oraciones a santa brigida

Regocijáos asimismo, Señora mía Virgen María, por el hecho de que la santísima carne de tu cuerpo conoció que se encontraba ahora en el cielo como Virgen y Madre, y no se vio manchada jamás en lo más mínimo con la más suave imperfección o falta; antes al contrario, conoció haber hecho con tanto amor de Dios todas las obras virtuosas, que por justicia convino que el Señor les honrara con suma distinción. También comprendisteis entonces, que según cada cual amare a Dios mucho más ardientemente en este mundo, de esta forma el Señor lo pondría en el cielo mucho más cerca de sí; y como era manifiesto a toda la corte celestial, que ningún ángel ni hombre amó a Dios con tan enorme amor como Vos, fue, por consiguiente, justo y razonable que el mismo Dios os pusiese honrosamente con cuerpo y alma en altísimo taburete de gloria. Bendita seáis, Señora mía Virgen María, que toda vuestra alma se encontraba encendida solo con el ardor del amor divino, y elevada con todo el poder de vuestras fuerzas, contemplando al altísimo Dios a quien por quererlo apasionadamente le habíais brindado vuestra virginidad, cuando os fue enviado por Dios el ángel, y saludándoos les anunció la intención del Señor. A lo que respondiendo Vos muy humildemente, confesasteis ser esclava de Dios, y el Espíritu Santurrón les llenó fantásticamente de toda virtud. Dios Padre envió a Vos su Hijo coeterno y también igual a sí mismo, el que viniendo a Vos tomó para sí de vuestra carne y sangre un cuerpo humano, y de esta manera en aquella bendita hora el Hijo de Dios se hizo en Vos Hijo tu, viviendo con sus miembros, sin perder la Majestad divina.

Herid mi corazón a fin de que mis lágrimas de amor y penitencia me sirvan de pan, día y noche. Convertidme enteramente, Oh mi Señor, a Vos. Haced que mi corazón sea Vuestra Habitación perpetua. Y que mi conversación sea agradable. Que el fin de mi vida Os sea de semejante suerte loable, que tras mi muerte logre merecer Vuestro Paraíso; y alabaros para siempre en el Cielo con todos Nuestros santos. ¡Te suplicamos, oh Rey de la Gloria!

oraciones a santa brigida

Leer mas sobre plantillas para diversas aplicaciones aqui.

Alabanza eterna y acción de gracias les sean dadas, mi Señor Jesucristo, que con tan enorme mansedumbre padecisteis por nosotros tan atroces dolores. Y de esta suerte afligido y lleno de dolores estuvisteis en la cruz, oh mi muy dulce Señor, y humilde y pacientemente esperasteis con excesiva pena a la hora de la muerte. ¡Oh eterna tiernicidad para los que te amamos! ¡Oh gozo supremo que supera todo gozo y deseo! Infinitas pruebas nos has dado de que tu mayor deseo es estar siempre con nosotros; y fue este sublime deseo, ¡Oh bendito amor!

Oh Señora mía Virgen María, reciban veneración y honra vuestros oídos honestísimos sobre todas y cada una de las fuerzas del mar, y sobre el movimiento de todas las aguas, pues luchaban varonilmente vuestros oídos contra toda la impura corriente de lo que en el planeta se oye. Oh Virgen María Señora mía, gloríese tu suavísimo olfato, que por virtud del Espíritu Beato nunca recogió ni espiró la respiración, sin que todo tu pensamiento estuviera siempre y en todo momento puesto en el Altísimo, y aun cuando dormíais, jamás apartabais de él vuestra voluntad. Dese, pues, siempre fragancia de suavidad, de honra y de alabanza a ese tu olfato con vuestra preciosísima nariz, sobre la olorosa mezcla de todos y cada uno de los aromas y de todas las hierbas que acostumbran a arrojar de sí deliciosa fragancia. Oh Señora mía Virgen María, sean alabadas vuestras beatísimas mejillas sobre la belleza de la aurora que bellamente nace de color colorado y blanco; así asimismo, mientras estuvisteis en este mundo, vuestras hermosas mejillas relumbraban con esplendor de claridad enfrente de Dios y de los ángeles, pues jamás las mostrasteis por vanagloria o pompa del mundo. Señor mío Jesucristo, veneren y humildemente honren todas y cada una de las criaturas del cielo y de la tierra vuestras rodillas con vuestras corvas y canillas sobre todos aquellos que doblando las rodillas delante de sus señores y maestros, les muestran honor y reverencia; porque Vos, Señor de todos, doblabais con mucha humildad vuestras rodillas delante de nuestros discípulos. Señor mío Jesucristo, porque muchas veces predicasteis con vuestra boca y con nuestros benditos labios palabras de vida y de doctrina para nuestra salud corporal y espiritual, y para instruirnos en la fe; benditas sean, ya que, vuestra muy dulce boca y vuestros labios por cada palabra salida de ellos.

  • La AnunciaciónBendita seáis Vos, Señora Mía Virgen María, cuyas cejas con los párpados sobrepasan a los rayos solares en el esplendor de claridad.
  • Y con violentos estirones, en toda dirección, dislocaron tus huesos.

Lea mas sobre estudios biblicos aqui.

[naaa asin=”B08NPX4RH9″]

oraciones a santa brigida

Realiza un comentario