Rezar el rosario

2020-05-07

Contenido

holy rosary monday

Se pueden decir una variedad de oraciones diferentes, la más común es la Oración de Jesús. Existen muchas prácticas de oración similares en otras comunidades cristianas, cada una san miguel arcangel con su propio conjunto de oraciones prescritas y su propia forma de cuentas de oración (conocidas como “Chotki”), como la cuerda de oración en el cristianismo ortodoxo oriental.

Nuestro Padre

holy rosary monday

Los pensamientos durante la oración están dirigidos a enfocarse en un misterio diferente para cada década que corresponde a una época específica del año. Estos misterios representan los eventos significativos en la vida de Jesucristo. Alrededor de la cadena del rosario hay cinco juegos de cada una de estas cuentas, una grande y diez pequeñas. La cuenta más grande está separada de las cuentas más pequeñas, lo que significa las diferentes oraciones que se recitan mientras se sostiene la cuenta. Estos conjuntos, una cuenta seguida de un grupo de 10, se denominan décadas.

holy rosary monday

Cada década está precedida por un Padrenuestro (“Padre Nuestro”) y tradicionalmente seguida por un solo Gloria. Muchos católicos también optan por recitar la oración “Oh mi Jesús” después del Gloria, que es la más conocida de las siete oraciones de Fátima. Durante la recitación de cada juego, se piensa en uno de los Misterios del Rosario, que recuerda acontecimientos en la vida de Jesús y de María. Las cuentas del rosario son una ayuda para decir estas oraciones en la secuencia adecuada. Este artículo trata sobre la devoción mariana católica.

Vuelve, pues, misericordioso abogado, tus ojos misericordiosos hacia nosotros, y después de este nuestro destierro muéstranos el fruto bendito de tu vientre, Jesús. Sin embargo, mientras se usa el formato católico del Rosario, cada “Ave María” se reemplaza con la “Oración de Jesús”. La única vez que se dice el “Ave María” es al final de los Misterios en la medalla, donde luego se reemplaza con la versión “Pre-Trento” de la oración (que omite “Santa María, madre de Dios, reza por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte “). El “Ave María” final también puede ser reemplazado por la recitación de la oración Magnificat o la “Alabanza evangélica de la Madre de Dios” de Martín Lutero.

El Rosario nos proporciona un momento y un lugar para conectarnos con Nuestro Señor y Salvador. El arte hermoso, la lectura de las san judas tadeo Escrituras y las reflexiones guiadas también pueden ayudarnos a meditar más profundamente mientras rezamos el Santo Rosario.

Oraciones para rezar el rosario

holy rosary monday

Los 20 misterios del Rosario guían a los fieles a través de los principales acontecimientos de la vida de Jesús. Las oraciones simples y repetidas del Rosario nos permiten enfocarnos realmente en lo que Jesús hizo y dijo.

El rosario en términos más simples es una herramienta que se usa para ayudar a la oración y la meditación. Las cuentas de un rosario cuentan las oraciones a medida que se recitan en voz alta o en la mente. Confiar en las cuentas del rosario para realizar un seguimiento de cuántas veces ha dicho una oración en particular le permite aclarar su mente y meditar en su oración de manera más efectiva. Dios te salve, Reina, Madre de misericordia, vida, dulzura nuestra y esperanza nuestra. A ti enviamos nuestros suspiros lamentándose y llorando en este valle de lágrimas.

Los veinte misterios

Estas otras devociones y sus cuentas asociadas generalmente se denominan “coronillas”. El rosario a veces es usado por otros cristianos, especialmente en el luteranismo, la Comunión Anglicana y la Iglesia Católica Antigua. Un anillo de rosario es un anillo que se lleva alrededor del dedo con 10 hendiduras y una cruz en la superficie, que representa una decena de un rosario. Estos y otros tipos de anillos religiosos fueron especialmente populares durante los siglos XV y XVI.

La Corona de Cristo se usa en la iglesia luterana sueca. Las cuentas de oración anglicanas, también conocidas informalmente como el “rosario anglicano”, son una innovación reciente creada en la década de 1980. Consisten en cuatro “semanas” de siete cuentas cada una. Las semanas están separadas entre sí por cuentas individuales denominadas “cuentas cruciformes”.

Rezar el rosario es recitar oraciones específicas correspondientes a cuentas particulares en la cuerda. Un rosario se compone de un crucifijo, una cuenta más grande, tres cuentas pequeñas, otra cuenta más grande y luego una medalla. Después de la medalla viene una cuenta más grande, seguida de un grupo de 10 cuentas más pequeñas.

  • Give us this day, our daily bread and forgive us our trespasses as we forgive those who trespass against us and he does not determination but deliver us from evil here.
  • Our father who art in heaven, hallowed, be thy name thy kingdom, come by will be done on Earth as it is in heaven.
  • Mary full of grace The Lord is with the blessed art thou among women and blessed is the fruit of thy womb.

Estos anillos de rosario han sido entregados a algunas religiosas católicas en el momento de su profesión solemne. Un rosario de dedos es similar a un anillo, pero es algo más grande. Rosarios como estos se usan girando o simplemente sosteniéndolos entre el dedo índice y el pulgar mientras se reza. Un rosario de mano es una decena en un bucle completo, con una cuenta separada de otras diez cuentas, esto está destinado a llevarse mientras camina o corre, para no enredar el tipo más grande. Las oraciones que componen el Rosario están ordenadas en conjuntos de diez Avemarías, llamadas décadas.

Para conocer las diferentes formas del rosario cristiano, consulte Oraciones basadas en rosarios. Para las cuentas de oración en otras religiones, vea las cuentas de oración. Te ofrezco, Señor Jesús, esta década en honor a la asunción de tu santa Madre al cielo en cuerpo y alma. A través de este misterio y su intercesión pido el don de la verdadera devoción a ella para vivir una buena vida y tener una muerte feliz. Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo; Bendita tú entre todas las mujeres, y bendito el fruto de tu vientre, Jesús.

Agarre las cuentas y recite esas oraciones familiares que, para muchos de nosotros, se remontan a nuestra infancia, cuando nuestra fe era natural y estaba libre de dudas. Déjate llevar por el ritmo de esas palabras y deja que Santa Isabel en la Visitación y el arcángel Gabriel en la Anunciación hablen por ti. Permita que el Rosario calme su mente, sus miedos y desacelere su corazón. Deja que el Rosario te lleve de regreso a Nuestra Santísima Madre. Ella está esperando para cuidarte como solo una madre puede hacerlo.

Realiza un comentario